A las distancias encontradas.

Verte o no verte esa es la medida de mi tiempo,

como decia Borges… amigo o no amigo, algo mas que amigo,

me confunde, te deseo.

Sentirse atraída a lo desconocido, un abismo.

 

¿Cómo recupero mi esencia, mi fe?

Dos y veinte de la mañana.

Él quizás dormido, quizás despierto,

quizás con el cuerpo exhausto y la mente inquieta.

 

Me limita mi limite,

me interrumpe el deseo,

¿Qué fuente mágica trajiste?

me irrita, vomito, me duermo, respiro.

 

Tengo miedo, miedo de no saber,

Pánico insomne, pánico de muerte.

No quiero decirte mas,

no puedo prometerte integridad.

No puedo jurarte lealtad, la finitud la acabará.

 

Creer y no creer,

altibajo constante,

lucha cada centímetro de mi por verte otra vez.

 

Y repelo tu sentir,

te destruyo a cada instante.

No puedo mi amor, no puedo con esto.

Te dejo ahí, mas libre que la libertad

No eres mío, no soy tuya, nunca más.

 

 

Perdón por la cobardía,

gracias por la osadía.

Un día, si te encuentro;

te desarmo con mi viento,

huracán de amor eterno, que llevo dentro.

 

Centrifugo movimiento,

vos y yo,un momento.

Porque la vida amor mio… es un momento.

 

Malena Loyola.

 

HOMBRE TRENES

Donde florece el desvelo…

Silencios de una noche arrasada,

la espada que justifica

su esencia y la mía,

lóbrega ausencia, dormida entre papeles.

 

Pronto acribilla el destino,

entre premisas dulces;

rubia agonía al nuevo sol, de tus labios húmedos.

 

Esclavo de aversión,

suspiro colérico e inerte,

el azar congelado en la memoria,

trazando el paisaje que nace en tus ojos.

 

Donde no duermen las horas,

ultraje bucanero de la melancolía,

tarde en miel y canela

se eleva en las cenizas del futuro.

gsgsg

El crecimiento económico y el fetichismo del bienestar. Primera parte.

“El capitalismo se ha transformado en un sistema mundial de opresión colonial y estrangulación financiera de la inmensa mayoría de la población del mundo por un puñado de países “adelantados” “. V. I. Lenin- 1917

Prefacio.

La constante búsqueda del bienestar y la felicidad, a lo largo de la historia de la humanidad conocida, como aprehensión cultural nos llega a nuestros días y al calor de la “revolución informática” nos supedita a la idealización y configuración esquemática simplista y hegemónica, de un concepto que ha tenido a través de la historia, múltiples y diferentes fuentes filosóficas, significados y simbolismos para las diversas civilizaciones, culturas y religiones, en distintas edades históricas, según nos situemos para esbozar el análisis profundo de su delineamento total.

No es la virtud de éste escrito esgrimir acerca de las relaciones de gnoseología ni fenomenológicas de contenido antropológico y psicológico social que hacen al estudio integral de lo que denominamos felicidad y bienestar, tampoco de exponer las distintas fuentes filosóficas que se han escrito sobre el tema, entre los diversos autores que se han pronunciado, tomaremos meramente ideas en resumen, que desembocan en la actual concepción, tales como: Marx, Schopenhauer, Aristóteles, Spinoza, Kant, Tomás de Aquino o Heidegger, entre otros.

El sentido intrínseco que persigue este articulo, está referido a la agregación, en el marco de la hegemonía cultural de los conceptos asociados hasta nuestros días, en contraste con la teoría del crecimiento económico, teoría no rescatada en mayores consensos, en una visión socio-cultural dentro del sistema capitalista.

Mitos y verdades sobre el crecimiento económico.

Durante muchos años a esta parte, vimos sobrevenir un gran caudal de encuestas, estudios, consultas, relevamiento de datos estadísticos y muestreos poblacionales, que nos arrojan datos irreconciliables en cuanto a los ingresos per cápita y el grado o medición poblacional de felicidad/bienestar, en cuanto a percepciones, señaladas bajo un nivel de sensación, llámese nivel de o punto de saciedad.

Incluso hasta nuestros días, y a pesar de las luchas sostenidas durante el siglo XX y parte de éste siglo, en todo el globo, en cuanto a luchas que sostenían, la abolición de la propiedad privada, la exposición ante la cruda desigualdad en la distribución de la riqueza nacional, el sometimiento de una clase, la burguesía, desde la economía, política y la cultura; el crecimiento económico es percibido de igual grado y en mayor medida, de forma beneficiosa, desde el punto de vista social, como advenimiento de la humanidad. Mucho hemos oído hablar de aquellos indices que conforman el tablero de control de las economías globalizadas actuales; los niveles de empleo, las balanzas comercial  y de pagos, el indice inflacionario, y la distribución del ingreso nacional, como paliativos ante el ritmo del crecimiento económico como el verdadero y único indicador que refleja el progreso como objetivo máximo y permanente de la felicidad y el bienestar de la  sociedad en su conjunto.

Ante este nuevo mesías, el Crecimiento Económico, es la respuesta para parchar y subsanar los baches, que el mismo proceso genera en las sociedades, otorgando en si mismo, las razones y argumentos para su solución efímera:   mejora de la calidad de vida, aumentar el tiempo libre, la elevación total de la educación y la cultura, y la disminución de la pobreza. Cuestiones, que sin duda resultan efímeras, espejismos creados en consecuencia para redimir las alternativas, a los contra-argumentos que someten a pruebas ya caducas de esas falsarias respuestas ante las problemáticas desatadas a nivel mundial. Entre otras hoy resulta también de suma importancia, la preocupación por los índices de crecimiento poblacionales y la necesidad de alimentos disponibles, ante su aparente escasez globalizada, denostando un factor sustancial, en el cual vemos como la mitad de los alimentos producidos a nivel mundial (entre 1.5 y 2.0 toneladas) son desechados, conjuntamente con el derroche de los factores y recursos, necesarios para su producción (tierra,agua, procesamiento, distribución).

Entonces estamos hablando de otra cosa, al postular un análisis y un cambio de enfoque mucho mas profunde que nos exige mayor comprensión sobre el crecimiento económico y no un mero análisis esquemático o un tecnicismo de índole económico matemático. Bajo esta premisa es menester señalar y aclarar que no se trata aquí de enarbolar axiomas, que convoquen a la idea errónea de volver a una etapa anterior al capitalismo, sino de una etapa superadora del mismo, ya que ademas de inútil, no sería posible.

Mas es mejor, esta premisa advierte, que el crecimiento económico es supeditado a la mayor amplitud de volúmenes y variedades de bienes, solamente se agota allí, no existe mayor amplitud de variedades en otros niveles de la vida social. (trabajo, educación, cultura, salud). Podemos entonces establecer en cuanto a linealidad de un análisis económico:

“Cuando todas las oportunidades con que cuenta el individuo se mantengan sin cambios a través del tiempo, al continuar el crecimiento económico, es concebible que se llegue a una etapa mas allá de la cual, los niveles de producción, no añadirán mucho a su bienestar. La razón para ello es que no solamente existe un punto de saciedad, aún para el animal mas adquisitivo sino ademas a que en las sociedades con altos ingresos la satisfacción individual termina dependiendo menos de su ingreso absoluto, y mas de su ingreso en relación con los ingresos de los demás”

Esto ya es de por si, una atribución a la inutilidad de un enfoque económico técnico, en cuanto al análisis de la complejidad que enmarca el crecimiento económico, desde la política-económica, llegando a una complacencia engendrada socialmente.

La sobre-explotación de los recursos y el agotamiento acelerado de las materias primas para el sostenimiento del crecimiento y el incremento constante de la contaminación en prejuicio directo o indirecto de la población ante ello se alega el grado optimo o correcto de contaminación, pero esto nunca implica que la población cuente con la información necesaria para estimar la extensión de los daños es decir para analizar los riesgos que están dispuestos a soportar sobre ellos mismos y sus descendientes en pos del beneficio social otorgado por cierto grado de contaminación que exceden los costos sociales de los daños que cause. Tampoco es cierto que en el análisis de desbordes ambientales provocados por el crecimiento sean subsanados por este, ya que son reconocidos esos gastos de reposición, no como bienes intermedios, sino descontados del ingreso neto nacional, es decir como un gasto mas, agregado al daño al medio ambiente, por mantener las condiciones anteriores de bienestar, entonces no aumenta, sino mas bien disminuye.

Es por esto que desde el enfoque clásico de la economía, tan instaurado y difundido, una sociedad bajo el nazismo, una de esclavos y otras de hombres libres, pueden ser compatibles, comparables y análogas, en las mediciones de sus mercados y con una elevada productividad sin importar ninguna condición. Resumidos al eterno juego de oferta-demanda.

A medida que nos sumergimos progresivamente en las mediciones económicas, podemos postular que la definición del ingreso neto nacional, es el aumento del valor del producto por encima de todos los gastos necesarios para mantener el capital, aquellos bienes intermedios que mantienen y hacen funcionar la maquinaria industrial, corazón del sistema y a su vez tomados como costos necesarios para tales objetivos. Y la definición a contraluz de lo que verdaderamente recae sobre el progreso y crecimiento económico, es ultra necesaria para determinar si lo postulado en los cálculos económicos, son realmente y no relativamente, aportes al bienestar social y como contribuciones a un mejor nivel de vida.

Podríamos analizarlos en cada una de las cuestiones que oímos mencionar con tanta liviandad en  las campañas políticas cuando se habla de los ciclos económicos y sus agentes, en materia de: seguridad y defensa transporte, educación y cultura, medios de comunicación, recreación y entretenimiento, indumentaria y vestimenta, tierra-hogar, y demás servicios. Cuestiones que analizaremos en próximas entregas y revestiremos de mayor profundidad.

Fuentes:

-El imperialismo, etapa superior del cpitalismo. V. I. Lenin 1917- Ed.Anteo
– El debate sobre el crecimiento economico- E.J. Mishan- 1983- Ed. Sudamericana
– Costos del crecimiento economico- E.J. Mishan- 1972 – Ed. Sudamericana
– Indicadores poblacionales, Archivo estadístico Banco Mundial- Grupo del Banco Mundial.
– El Capital – Karl Marx obras completas – 2001- Ed. Akal
– Estudios sobre alimentos a escala mundial, Europa y EE.UU. – Institution of Mechanical Engineers- 2013

 

 

 

A esa fábrica de huelgas

Aquella noche no llovió, pero amanecí con el alma inundada…

 

Me resumo en ti, al final de cada libro,

en la visión disgregada de tus pasos,

en el silencio en que arden los deseos,

abrigando la espera sin preámbulos.

 

Porque redimo el olvido a tu lado,

suspirando libertad en un solo verso.

 

 

Repetición de lo que nunca alcanzamos,

fumando un siglo en media hora,

sobre los pasos grises de un regreso,

caricias que encienden la memoria.

 

Un mundo en tu voz,

danzantes formas que inundan los sentidos,

fundidos en tu piel, cadáver dulce de la derrota,

brota de la ausencia, entrelazada en tu silencio.

 

Manuel de la Cuesta  01/01/2016