Donde florece el desvelo…

Silencios de una noche arrasada,

la espada que justifica

su esencia y la mía,

lóbrega ausencia, dormida entre papeles.

 

Pronto acribilla el destino,

entre premisas dulces;

rubia agonía al nuevo sol, de tus labios húmedos.

 

Esclavo de aversión,

suspiro colérico e inerte,

el azar congelado en la memoria,

trazando el paisaje que nace en tus ojos.

 

Donde no duermen las horas,

ultraje bucanero de la melancolía,

tarde en miel y canela

se eleva en las cenizas del futuro.

gsgsg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s